Category Archives: Artículos

¿Quieres dos meses de vacaciones?

Dentro de un mes volverán a proliferar los artículos y reportajes sobre la depresión post-vacacional.

Y todos ignorarán un factor crítico pero aparentemente inevitable: estaremos deprimidos porque no tenemos tantas vacaciones como queremos.

Conozco personas que trabajan 6 meses al año, viven con austeridad, y viajan el resto del año. O en otros países es habitual tomarse un año sabático. Sin llegar a esos extremos, muchas personas estarían contentas de tener más tiempo de ocio. ¿Tú no querrías tener más vacaciones?

  • ¿Nunca has soñado con ese gran viaje al otro lado del mundo que postergas por no tener tiempo?
  • ¿No querrías pasar más tiempo con tus hijos o amigos este verano?
  • ¿Te gustaría estudiar algo distinto, escribir un libro, o dedicar unos meses a tu afición favorita?

Me confieso: yo este año me he tomado un mes y medio de vacaciones de verano. Y Navidades y Semana Santa y puentes si puedo.

Me da verguenza decirlo, me siento un bicho raro. Cuando la gente se entera, los comentarios varían entre la admiración y la envidia. Yo siempre digo que ni mejor ni peor. Cuando se enteran de que mis vacaciones no me las paga nadie, que cuando no trabajo no gano sino que gasto, que otros fines de semana me toca trabajar, o que otras veces hago semanas de 60 horas, ya no parece tan bonito.

Resultado de imagen de vacaciones trabajar

Cada vez más con las nuevas generaciones, la gente valora tener una vida rica más allá del trabajo, y este es un choque cultural muy fuerte con las anteriores en las que el compromiso y la dedicación a la empresa son prioridades mayores que las personales. 

A todos se nos llena la boca con la palabra “conciliación” pero la cultura social y de empresa, la ley y nuestra mentalidad son barreras que la impiden.

Es extraordinariamente raro que la empresa española ofrezca más vacaciones de las legalmente obligatorias. Y ese es justamente uno de los principales obstáculos: que la ley obliga a que las vacaciones sean pagadas por el empresario. La cuestión clave no es cuántas vacaciones, sino quién las paga. En el momento en que el empresario está obligado a costear las vacaciones de sus empleados el incentivo es enorme para no conceder ni una pizca más de las obligatorias. Incluso hay el debate de hasta qué punto el empleado debe tener disponibilidad fuera de su horario o días laborables, pero nunca se enfoca desde el punto de vista de los incentivos económicos y la distorsión de las leyes sobre los mismos.

Por otro lado hay personas que preferirían trabajar más y ganar más. Incluso según tu momento vital o una vez tienes satisfechas las necesidades materiales básicas, la preferencia entre tiempo y dinero puede variar. Sin embargo todos debemos tener las vacaciones que decreta el legislador, pagadas por nuestro empresario. Como si el empresario se fuera a volver generoso por ley. ¿Acaso no computa esto en el coste salarial total y lo descuenta de lo que está dispuesto a pagar al empleado el resto del año? Una vez más la legislación laboral se queda anticuada y tratando de proteger al trabajador lo perjudica.

¿Y si tuviéramos un poco más de imaginación y flexibilidad a la hora de gestionar el tiempo de trabajo? Ya en alguna ocasión http://revitalent.com/cosasquepensar/es-el-tiempo-libre-la-mayor-recompensa/ hemos hablado de este tema. Algunas ideas para la discusión:

  • Establecer un mínimo de días de vacaciones pero dejar una franja para la negociación de más días no pagados
  • Cambiar la legislación para que el salario del mes de vacaciones se reparta entre todos los meses realmente trabajados (lo cual no cambiaría el coste salarial pero resolvería la dislocación de incentivos del sistema actual)
  • Incentivos no monetarios sino de tiempo libre según resultados (en la línea de evitar el presentismo y premiar el trabajo inteligente y productivo)
  • Excedencias (no pagadas) para proyectos personales, estudios, viajes, maternidad/paternidad, etc.
  • Tiempo asignado durante la jornada laboral para proyectos libres, de innovación, o no asignados por la empresa (antes de que alguno me acuse de utópico que vean el ejemplo de Google o 3M)
  • Mayor implantación en la medida de lo razonable de políticas de teletrabajo y flexibilidad de jornada
  • Trabajo compartido, en el que dos personas trabajan a tiempo parcial en un mismo puesto.

Desde el punto de la calidad de vida del empleado, no cabe duda de las ventajas. Pero también para el empresario estas políticas resultan interesantes:

  • Atracción y fidelización del talento, especialmente de las nuevas generaciones
  • Mayor identificación y compromiso con la empresa
  • Empleados más equilibrados personalmente y mejor ambiente laboral
  • Flexibilidad para ajustar dedicación de mano de obra según las necesidades reales de la empresa, sin tener que recurrir a EREs u otros mecanismos traumáticos y caros cuando hay menos que hacer, y sin la dificultad y coste de buscar a gente cualificada externa cuando el negocio va bien
  • Menor dependencia de una persona para un determinado puesto
  • Fomentar una cultura del trabajo inteligente y no del presentismo Imagen relacionada

El experimento con niños y malvaviscos y las empresas Gollum

Recientemente recordé en psicopedia.net (Gracias Carlos por compartir) uno de los experimentos más famosos en psicología es el “Test de los malvaviscos”, realizado a principios de los 70 por Walter Mischell en la Universidad de Stanford, y querría hacer una reflexión del mismo aplicado a las empresas.

El experimento clásico de los malvaviscos

Resultado de imagen de experimento marshmallows(A continuación descripción del mismo para quien no lo conozca y una buena presentación del mismo por Joachim de Posada)

Durante varias sesiones Mischell reclutó un total de casi 600 niños de 4 a 6 años a quienes les sentaba frente a una mesa en una habitación vacía, les ofrecía un malvavisco (dulce que comúnmente llamamos “nube”), les decía que él se iba y regresaría en 15 minutos, y que si al volver no se habían comido el malvavisco, les daría otro y podrían comerse dos.

En realidad Mischell estaba poniendo a prueba la capacidad de autocontrol de los niños. Algunos se comían el malvavisco inmediatamente, otros se contenían varios segundos, otros minutos, y algunos evitaban comérselo para poder doblar el beneficio.

Se hicieron muchas variaciones del experimento, pero lo más destacable es que más de 20 años más tarde, Mischell realizó un seguimiento de los participantes en su estudio, y observó una correlación muy curiosa: quienes se habían contenido eran más exitosos en diferentes aspectos de su vida profesional y personal.


Esto se interpretó como una evidencia de que el autocontrol era una capacidad intrínseca y muy sólida en la personalidad individual, y que conllevaba a mejores resultados durante la vida.

El nuevo experimento introduciendo factores ambientales

Pero 4 décadas más tarde, una pequeña modificación en el experimento de los malvaviscos sugiere que hay otros factores importantes a tener en cuenta. Según el nuevo experimento realizado por investigadores de la University of Roschester, ligeras variaciones en el entorno de los alumnos o en su estado cognitivo influyen mucho más que los predeterminantes innatos sobre autocontrol a la hora de decidir si contenerse ante el malvavisco o no.

(Descripción del nuevo experimento)

La modificación fue la siguiente: teniendo a cada niño sentado en la mesa, antes de mencionar los malvaviscos les ofrecían dibujar con unos rotuladores, pero diciéndoles que si esperaban un par de minutos, les iban a traer rotuladores y lápices mucho más bonitos.

La mayoría esperaba, y en algunos casos el investigador llegaba con un enorme conjunto de rotuladores, mientras que en otros regresaba diciéndoles “lo siento pero no los he encontrado, puedes dibujar igual con estos que ya tenías”. Lo que estaban haciendo los investigadores de la University of Roschester era inducir sutilmente cierta inseguridad en un grupo de niños, y plena confianza en otros. 

A continuación repitieron el experimento clásico de los malvaviscos, y los resultados fueron espectaculares: el tiempo de espera de los que tenían confianza era muchísimo mayor que los inseguros, y también se contenían en mayor proporción hasta conseguir el segundo malvavisco.

La interpretación de los resultados fue la siguiente: el estado cognitivo y las expectativas del momento influyen de manera decisiva en las decisiones que se toman. Es decir, el ambiente afecta mucho más que la personalidad a la capacidad de autocontrol.

Reflexión sobre las empresas “Gollum”

Si hiciéramos este experimento no con niños, sino con empresas o con sus directivos, ¿qué pasaría? En mi humilde opinón, me temo que se comerían el caramelo. ¡Mi tesoro!Resultado de imagen de gollum tesoro

Por ejemplo, recientemente hablaba con un cliente, que me contaba que el nuevo CEO de su empresa tiene un objetivo muy ambicioso respecto al EBITDA para los próximos años. Y está actuando de forma coherente: disminución de todo tipo de inversión no urgente en máquinas o prevención de riesgos, despido más o menos encubierto de cualquier persona no imprescindible y presión brutal a los demás, desaparición de los programas de desarrollo de personas que no sean técnicas de ventas, disminución de los estándares de calidad, renegociación leonina con proveedores, etc.

¿Cuál será el resultado? Se hinchará el EBITDA y la empresa saldrá bien en números. El nuevo CEO cobrará su variable antes de irse a otra empresa y los actuales dueños podrán vender la empresa por más de lo que vale. Por otra parte los clientes, proveedores y empleados se irán o aportarán lo mínimo posible, y la viabilidad a largo plazo quedará comprometida.

(Si lo hiciéran los políticos supongo que se comerían 30 malvaviscos, dejando 29 a deber para el siguiente que venga, pero ese es otro tema. 😉

Lo que quiero decir es que en las empresas suele primar el cortoplacismo y falta autocontrol en todos los sentidos. Si se pueden sacar los objetivos del mes o del año, aunque sea a costa de otro departamento, del cliente, del futuro, o de lo que sea, se sacan, salvo honrosas excepciones. Hay varios factores que me hacen ser pesimista:

  • La propia dificultad humana para el autocontrol y para pensar a largo plazo
  • La incoherencia entre objetivos y estrategias ambiciosas y la escasez de medios
  • El sesgo tan humano que consiste en querer algo bueno pero no pagar su precio
  • Los sistemas de incentivos, que suelen fomentar la consecución de objetivos locales, cuantitativos, facilmente medibles y a corto plazo
  • La cultura de la urgencia y vivir apagando fuegos, tan nuestra y tan peligrosa

De igual forma que los niños del experimento ¿quizás en las empresas deberíamos preocuparnos menos por los objetivos a corto plazo y empezar a pensar más en hacer bien las cosas correctas para tener éxito colectivo a largo plazo?

Resultado de imagen de sembrarPor otra parte, desde el punto de vista del liderazgo de cada uno de nosotros ¿qué ejemplo doy? ¿estoy influyendo a mi equipo para que actúen con autocontrol, esperanza, confianza y visión amplia? ¿o fomento el cortoplacismo, el miedo y la desconfianza que llevan a la gente a tratar de sobrevivir ese día, a costa del futuro?

Escalada y desarrollo del equipo

Hace pocos días desarrollamos otra espectacular jornada de escalada y trabajo en equipo con dos grandes empresas financieras. Además del impacto y diversión de la actividad (válida para todos los públicos) siempre trabajamos conceptos útiles para el equipo que no se desarrollan mirando un ppt como son:

  • Las 4c del trabajo en equipo (cohesión, comunicación, colaboración, confianza)
  • La actitud ante las dificultades
  • La superación de miedos y creencias limitantes

Estos conceptos tan importantes se pueden debatir en sala, pero es como el toreo de salón. Cuando estás en medio de la pared y el miedo te susurra al oido, cuando tu vida depende de que tu compañero te asegure bien, cuando se tensa la cuerda y notas que alguien te proteje, cuando llegáis juntos a sitios que jamas podrías llegar solo, esos son los momentos de la verdad, y ahí vemos si realmente hay trabajo en equipo o no.

Por supuesto, una vez entrenados todos estos conceptos tratamos de trasladarlos al día a día.

Gracias a nuestro equipo de escaladores profesionales y a la inmejorable actitud de los participantes, la jornada se desarrolló de manera ideal, y todos quedamos con un excelente sabor de boca.

Los valores ayudan a la supervivencia del grupo

Estupendo artículo de Pablo Herreros en El Mundo, en el que argumenta que la moralidad en los colectivos humanos tiene un efecto adaptativo y es una ventaja evolutiva a largo plazo.

Algunas ideas:Related image

    • La moral humana tiene sus antecedentes en comportamientos que también poseen otros animales, como por ejemplo cuando un chimpancé consuela a otro que ha sido víctima de una pelea o el altruismo de ballenas grises que salvan a ballenas de otras especies del ataque de las orcas. Esta empatía que muestran algunos animales, arriesgando su vida para salvar a otros en peligro o preocupándose por los lastimados, son los precursores de la moral y los valores, lo que conlleva aceptar un origen biológico, ya que la compartimos con otros animales.
    • Incluso los niños tienen un sentimiento de lo que es moralmente bueno y malo desde la más tierna infancia y prefieren estar con alguien bueno. Veamos la demostración.

  • Con el desarrollo de la cultura y el aumento de la conciencia, favorecidos a su vez por un lenguaje hablado, surgieron otro tipo de valores: los individuales. Guían la conducta y hábitos de la persona que los poseen. Las personas que son coherentes con ellos confiesan que les proporcionan satisfacción y plenitud.
  • En la actualidad parece que poco o nada ha cambiado. Richard Barret, ha examinado miles de organizaciones públicas y privadas, llegando a la conclusión de que aquellas que están guiadas o dirigidas por los valores genuinos son las más exitosas del planeta. Cuando los valores de las personas y las empresas están alineados, se produce una mayor implicación, se retiene el talento lo que tiene un efecto sobre la productividad, calidad de los servicios o productos así como también una marca.
  • En definitiva, la tribu funciona mejor cuando los valores son reales y se destilan o deducen de los comportamientos y no cuando se escriben sobre una placa.

El salario no basta, los trabajadores quieren conciliar

Toque de atención a directivos y políticas de RRHH meramente materialistas. Cada vez costará más atraer y fidelizar al talento si lo único que se ofrece es dinero.Image result for conciliación

Oportuno artículo de Isabel Munera basado en el estudio employer brand de Randstad en El Mundo. Algunas ideas clave:Image result for empleador atractivo

  • Los principales criterios que demandan los trabajadores españoles son los siguientes:
    • salario y beneficios para empleados – 63%
    • equilibrio entre el trabajo y la vida personal – 55%
    • ambiente de trabajo agradable – 49%
    • seguridad laboral a largo plazo – 45%
    • un trabajo estimulante y con retos – 43%
    • fórmulas flexibles de trabajo – 40%
    • oportunidades de progresar en la carrera profesional – 36%
    • buena formación – 25%
    • buena ubicación – 23%
    • buena situación financiera – 20%
  • La valoración de la conciliación entre trabajo y vida personal crece cada año, aumenta 10 puntos porcentuales respecto al año anterior.  Especialmente entre las mujeres. También aumenta la importancia de un trabajo estimulante.
  • La seguridad laboral a largo plazo pierde peso, aunque sigue siendo muy importante.
  • El estudio advierte de la existencia de diferencias notables en función del nivel formativo de los encuestados. Así, cuanto mayor sea la formación, también es mayor la importancia que los empleados le otorgan a tenerun trabajo estimulante y retador que les permita crecer profesionalmente y en el que puedan gozar de flexibilidad y oportunidades de promoción. Por el contrario, los profesionales con una formación académica básica priman otros factores como la estabilidad laboral, la ubicación y la reputación de la empresa.
  • Estas diferencias también se observan por grupos de edad. Mientras que los trabajadores más jóvenes consideran determinantes las oportunidades de desarrollo profesionales y la proyección internacional; los que superan los 45 valoran más la estabilidad laboral y la buena situación financiera de la compañía. Nada sorprendente pero que reafirma la necesidad de adaptar las políticas de RRHH a las diferentes generaciones, como ya comentaba en otro post.
  • Hay bastante desalineamiento entre lo que buscan los empleados y lo que ofrecen las empresas.
    • Los empleados en España buscanImage result for conciliación
      • 1. Equilibrio entre el trabajo y la vida personal
      • 2. Ambiente de trabajo agradable
      • 3. Estabilidad laboral
      • 4. Trabajo estimulante
      • 5. Progresión profesional
      • 6. Buena situación financiera
      • 7. Retribución a la sociedad
      • 8. Buena reputación
      • 9. Emplear las últimas tecnologías
    • Los empleadores en España ofrecenImage result for pedir y ofrecer
      • 1. Buena situación financiera
      • 2. Emplear las últimas tecnologías
      • 3. Buena reputación
      • 4. Progresión profesional
      • 5. Estabilidad laboral
      • 6. Ambiente de trabajo agradable
      • 7. Trabajo estimulante
      • 8. Equilibrio entre el trabajo y la vida personal
      • 9. Retribución a la sociedad

Aunque este último dato no me encaja del todo con el resto del estudio, me quedo con la idea de que cada vez las empresas tendrán que ofrecer cosas distintas a las que sus actuales directivos creen atractivas, especialmente si quieren atraer talento joven, femenino o cualificado.

Gurús, coaches y telepredicadores

Artículo clarificador y divertido sobre esas ramas del “desarrollo personal” entre el telepredicador y la teletienda que tan mala fama dan al coaching profesional. Gracias Carlos por leerme la mente y expresarte tan bien.

Algunos extractos:

  • El pasado fin de semana se realizó en Madrid un evento de “desarrollo personal”, llamado Being One Forum, que reunía a las supuestas mejores estrellas del tema para dar las recetas mágicas del éxito, la riqueza, la felicidad e incluso la sanación. Viendo el programa y los ponentes contratados el foro ya olía a fraude absoluto. Entre los llamados gurús había charlatanes que sabían cómo atraer el dinero, cómo vivir en plenitud cósmica o cómo curar el cáncer. De todos ellos a los únicos que me creo es a los que afirman saber cómo atraer el dinero, pues por lo que tengo entendido, alguno llega a cobrar hasta 50.000 euros por conferencia.
  • La verdad es que el evento no tenía nada que ver con el coaching, pero enseguida muchos medios publicaron la noticia con titulares del tipo: Un foro de ‘coaching’ deja tirados a cientos de participantes. Por un lado, me produjo sorpresa tantísimo desconocimiento de los medios con respecto al coaching, por otro lado pienso que muchos profesionales del coaching, o que se han apropiado del termino y que cada vez han pasado más las líneas rojas del esoterismo, se tienen merecido que les metan a todos en el mismo saco.
  • El coaching es una metodología de entrenamiento personal que ayuda a las personas a conseguir algunos objetivos gracias a un conjunto de herramientas manejados por el coach, principalmente la conversación y las preguntas eficaces. Todo lo demás no es coaching, las conferencias no son coaching, los talleres y los cursos no son coaching, el counselling no es coaching, la psicoterapia no es coaching y los bailes regionales no son coaching.
  • Hoy te puedes encontrar coaching sistémico, coaching corporal, coaching zen, coaching grupal, coaching con animales, coaching cuántico, coaching nutricional, y, por supuesto, coaching sexual. En definitiva, que hay casi mas coach que “coucheados” y que con este panorama no es de extrañar que confundamos un foro de falsos gurús con un foro de coaching.
  • El pensamiento positivo es útil, siempre y cuando esté comprometido con la acción, el trabajo y una actitud responsable ante la vida, aceptando lo que nos suceda y trabajando siempre por lograr lo mejor, incluso aunque esto no llegue. La vida a veces es muy jodida por mucho que soñemos en que no lo sea.

    Y en todo caso nunca pagues 900 euros para escucharnos decir ninguna de estas cosas.

Aquí el original completo.

No es coaching todo lo que reluce

Muy oportuno artículo en El País sobre qué es y no es el coaching, y cómo distinguir el coaching de calidad de tanta charlatanería que impera en el mercado. (Gracias a Carolina, una de mis referencias en Coaching, por compartirlo.)

Algunas ideas, por si te perdiste nuestra conferencia ¿Qué tengo que saber de coaching desde RRHH?:

  • La proliferación de escuelas, métodos y profesionales que incluyen el apellido “coaching” en su denominación está provocando cierta confusión alrededor de esta disciplina. Aquí un divertido y bastante despistado sketch de “Camera Café” para coaches con sentido del humor. 🙂
  • Image result for coachingLa disciplina no ofrece soluciones cerradas, sino que actúa como facilitadora. “No somos asesores, consejeros, terapeutas, mentores ni consultores. Somos acompañantes de procesos. No damos consejos, ni le decimos al cliente qué debe hacer”
  • Hay en ejercicio unos 53.300 entrenadores dedicados a esta actividad en todo el mundo. Un ejército que en 2015 generó unos ingresos globales de 2.356 millones de dólares. El mismo estudio estima que una sesión de una hora de coaching puede costar de media entre 231 y 288 dólares, dependiendo del país. (Cuña publicitaria;-): estos no conocen nuestra promoción de packs de coaching residente con un 20% de descuento)
  • Image result for charlatánImage result for charlatánYa hay quien habla de una burbuja del coaching en España. “La palabra se está convirtiendo en un bonito ropaje para vestir casi cualquier cosa con un aspecto más actual. Y en ese batiburrillo pueden colarse encantadores de serpientes, charlatanes o animadores del ‘tú puedes’ (aunque no puedas)”
  • Esta disciplina bebe de fuentes diversas como la psicología, la neurociencia, el aprendizaje, la filosofía, la sistémica o la gestión empresarial. “Uno no se apunta a un curso de fin de semana y el domingo por la tarde ya sale transformado, cual mutación genética”. Si quieres saber más sobre las fuentes del coaching te recomendamos este libro online de Leo Ravier.
  • Image result for coachingSegún las últimas encuestas de satisfacción de ICF, el 70% de los clientes indicaron que se había producido un retorno de su inversión

Si quieres leer más, he aquí la fuente.

¿Cómo estás de autoestima?

¿Te cuesta admitir con naturalidad un halago? ¿Te sacrificas por los demás? ¿Te tomas personalmente las críticas? ¿Te comparas con otros? ¿Te importa el qué dirán? ¿Te preocupa fallar a otros? ¿Reaccionas mal ante los conflictos? ¿Te da verguenza mostrar tu cuerpo o tu forma de ser natural? ¿Necesitas demostrar/te constantemente lo bien que haces las cosas / tus éxitos / tus posesiones? Seguramente no has respondido que sí a todas las preguntas (espero) 😉 pero tal vez sí a alguna.

Son algunos casos reales de clientes, tanto de coaching ejecutivo como personal, en los que a menudo acaba saliendo la falta de una sana autoestima como raíz de muchos problemas.

Image result for autoestimaDe niños solemos tener una sana autoestima, que con las dificultades, las críticas ajenas, los fracasos, el desamor, un despido, la edad, etc. vamos perdiendo. Hasta el punto que muchas personas pueden hacer facilmente una lista de aspectos negativos sobre sí mismos, pero les cuesta reconocer sus virtudes, éxitos y aspectos valiosos.

¿Qué no es?

  • Image result for autoestimaUno de estos clientes (persona exitosa desde cualquier punto de vista… ajeno) reflexionaba que hay otros que van constantemente presumiento como si no tuvieran abuela. En realidad valorarse a sí mismo no tiene nada que ver con pavonearse o colgar todo el día fotos ideales en las redes sociales para buscar likes. Dime de que presumes…
  • Tampoco es autoestima el tener una visión idealizada de uno mismo y no reconocer los propios fallos y áreas de mejora.

¿De dónde sale y cómo mejorarla?

La autoestima no se crea ni se destruye de golpe, sino que es el resultado acumulado de:Image result for autoestima

  • Cómo nos tratan otros (sobre todo en la infancia, y en la inmadurez adulta)
  • Cómo nos tratamos a nosotros mismos, cuando nos damos cuenta de que nos corresponde tomar el timón de nuestra nave

En definitiva es algo que se puede entrenar. La teoría es fácil: TRÁTATE BIEN A TÍ MISMO, pero la práctica no tanto. A veces hay que reprogramar creencias subconscientes y antigüas, hábitos, etc., lo que no resulta fácil. Por ejemplo una cliente entraba en bucle: como tenía baja autoestima no se permitía hacer las cosas que en su juventud la hacían sentirse bien, ¡y encima luego se sentía culpable y frustrada por ello!

Para todos los que alguna vez podemos tener la autoestima baja, os invito a saborear los dos siguientes videos:

Productividad: la asignatura pendiente

Image result for improductivoEl otro día pasé al lado de una furgoneta del Ayuntamiento de Madrid donde el “trabajador” estaba echando la siesta, eso sí, con el motor en marcha y el aire acondicionado.

Por otra parte un amigo que está mal en su trabajo me decía que está esperando que le echen, a ver si le cae una indemnización decente. Seguramente en la empresa están esperando a ver si se cansa del mal ambiente y se va gratis.

Me han venido a la mente estos casos al leer este interesante artículo con algunas claves para entender la dificultad de empresas y profesionales en España para desarrollarse. Basado en un informe de la OCDE.

Algunas ideas clave:

  • Nuestro principal problema es nuestra baja productividad, que explica la mayor parte del resto de nuestros males. No es culpa de los empresarios. Ni de los trabajadores. Ni siquiera del Gobierno. Aunque todos tienen su parte. Por un lado, una legislación anticuada, que no permite a los mejores prosperar y que no ayuda a que cada uno llegue al lugar en el que es más útil (más productivo). Por otro lado, la sociedad española parece muy amante de los cambios, la flexibilidad o la competencia.
  • Comparados con nuestros competidores tradicionales (Francia, Italia, Alemania, Reino Unido) tenemos una buena combinación de productividad y costes. Vamos, que aunque no seamos tan productivos como ellos sí estamos lo suficientemente por debajo en costes como para competir con ventaja. Pero esa ventana debería servir para impulsar un cambio en el modelo, que nos lleve a dejar de competir por precio y pasar a hacerlo por eficiencia.
  • La productividad se ve frenada por las elevadas barreras existentes para crear y hacer crecer una empresa, la baja innovación empresarial y el elevado desajuste entre oferta y demanda de habilidades entre los trabajadores y los empleos. Es decir, pocas empresas, dificultades para crear nuevas, complicaciones para que las ya existentes cambien de modelo de negocio, y disparidad entre lo que los trabajadores pueden ofrecer y lo que las empresas demandan (y pocos incentivos para que unos y otros cierren el agujero que les separa).
  • La competitividad de la empresa española está lastrada por el mínimo tamaño de las empresas.Como vemos en el primer gráfico, a igualdad de tamaño, las empresas españolas, sobre todo medianas y grandes, no son menos productivas que alemanas o francesas. Nuestro problema es que el tejido empresarial español tiene una proporción mucho más elevada de microempresas (de 1 a 9 empleados). Entre otras cosas, porque es muy caro y complicado crecer.
  • El anterior gráfico pone sobre la mesa una realidad preocupante. Los trabajadores españoles están entre los peor formados en competencias básicas de los países ricos. Tanto en habilidades profesionales como en lo que podríamos denominar como competencias básicas (lo que mide el examen PIACC de la OCDE para adultos). Aquí hay dos problemas: en primer lugar, un sistema educativo muy alejado de la realidad de las empresas. Pero también influye un deficiente mercado laboral, poco flexible y con muchos trabajadores temporales. ¿Quién va a gastarse dinero en formar un empleado que o bien no es productivo en su puesto o bien se va a marchar en dos meses? ¿Y qué empleado va a tener interés en formarse si no le gusta lo que hace o sabe que está en esa empresa sólo por un período muy corto de tiempo?
  • El último gráfico vuelve sobre otro clásico: el coste de la burocracia y las complicaciones que enfrentan aquellos valientes que se lanzan a abrir una empresa, cerrarla y cambiarla por otra, modificar el propósito de una existente… España también aquí está en la parte baja de la clasificación.
  • España es uno de los países ricos en el que las empresas dedican menos fondos a la I+D en relación a su PIB.

En definitiva, o nos tomamos en serio ser más productivos y eficientes (no trabajar más horas o más barato) o no podremos competir frente a los más desarrollados ni seremos tan baratos como los paises emergentes.

Ver el artículo original de D. Soriano en libremercado.com.