Category Archives: Videos

Why we make bad decisions

Dan Gilbert presents research and data, sharing some surprising tests and experiments that you can also try on yourself.

As you all know, I’m very interested in decision-making, and how humans (and particulary managers) make good or bad decisions. And it has huge impacts on people and companies.

Once we are aware of our limitations as decision-makers we can start learning how to compensate for them. You can choose to watch this… or not. 😉

Nueva actividad outdoor: Los carros de Hermes y el asedio a Troya

Hemos desarrollado una nueva actividad outdoor para trabajar gestión del cambio en Smartbox. Durante unas horas hemos viajado en el tiempo y el espacio para ayudar a los ejércitos de las polis griegas en el asedio a Troya.

Hemos tenido que luchar contra maldiciones de los dioses, construir carros, transportar tropas y suministros en ellos, trabajar en equipo, adaptarnos a entornos cambiantes y extraños, liderar, superar dificultades reales y limitaciones imaginarias… a veces con éxito y a veces con fracaso aprendizaje.

Y lo más importante, lo hemos pasado muy bien y hemos utilizado la actividad para luego reflexionar entre todos, detectar nuestras áreas de mejora, plantear nuestras preocupaciones, superar momentos difíciles, establecer una mayor transparencia y comunicación, y en definitiva marcar el inicio de una nueva etapa que estamos seguros será muy positiva para Smartbox.

Muchas gracias al equipo de ReviTalent, a todos los participantes (perdón por no citar a los 50), y especialmente a Paola y Yago por todo lo aportado antes durante y después de nuestra jornada juntos. Es un auténtico placer trabajar así. 🙂

El experimento con niños y malvaviscos y las empresas Gollum

Recientemente recordé en psicopedia.net (Gracias Carlos por compartir) uno de los experimentos más famosos en psicología es el “Test de los malvaviscos”, realizado a principios de los 70 por Walter Mischell en la Universidad de Stanford, y querría hacer una reflexión del mismo aplicado a las empresas.

El experimento clásico de los malvaviscos

Resultado de imagen de experimento marshmallows(A continuación descripción del mismo para quien no lo conozca y una buena presentación del mismo por Joachim de Posada)

Durante varias sesiones Mischell reclutó un total de casi 600 niños de 4 a 6 años a quienes les sentaba frente a una mesa en una habitación vacía, les ofrecía un malvavisco (dulce que comúnmente llamamos “nube”), les decía que él se iba y regresaría en 15 minutos, y que si al volver no se habían comido el malvavisco, les daría otro y podrían comerse dos.

En realidad Mischell estaba poniendo a prueba la capacidad de autocontrol de los niños. Algunos se comían el malvavisco inmediatamente, otros se contenían varios segundos, otros minutos, y algunos evitaban comérselo para poder doblar el beneficio.

Se hicieron muchas variaciones del experimento, pero lo más destacable es que más de 20 años más tarde, Mischell realizó un seguimiento de los participantes en su estudio, y observó una correlación muy curiosa: quienes se habían contenido eran más exitosos en diferentes aspectos de su vida profesional y personal.


Esto se interpretó como una evidencia de que el autocontrol era una capacidad intrínseca y muy sólida en la personalidad individual, y que conllevaba a mejores resultados durante la vida.

El nuevo experimento introduciendo factores ambientales

Pero 4 décadas más tarde, una pequeña modificación en el experimento de los malvaviscos sugiere que hay otros factores importantes a tener en cuenta. Según el nuevo experimento realizado por investigadores de la University of Roschester, ligeras variaciones en el entorno de los alumnos o en su estado cognitivo influyen mucho más que los predeterminantes innatos sobre autocontrol a la hora de decidir si contenerse ante el malvavisco o no.

(Descripción del nuevo experimento)

La modificación fue la siguiente: teniendo a cada niño sentado en la mesa, antes de mencionar los malvaviscos les ofrecían dibujar con unos rotuladores, pero diciéndoles que si esperaban un par de minutos, les iban a traer rotuladores y lápices mucho más bonitos.

La mayoría esperaba, y en algunos casos el investigador llegaba con un enorme conjunto de rotuladores, mientras que en otros regresaba diciéndoles “lo siento pero no los he encontrado, puedes dibujar igual con estos que ya tenías”. Lo que estaban haciendo los investigadores de la University of Roschester era inducir sutilmente cierta inseguridad en un grupo de niños, y plena confianza en otros. 

A continuación repitieron el experimento clásico de los malvaviscos, y los resultados fueron espectaculares: el tiempo de espera de los que tenían confianza era muchísimo mayor que los inseguros, y también se contenían en mayor proporción hasta conseguir el segundo malvavisco.

La interpretación de los resultados fue la siguiente: el estado cognitivo y las expectativas del momento influyen de manera decisiva en las decisiones que se toman. Es decir, el ambiente afecta mucho más que la personalidad a la capacidad de autocontrol.

Reflexión sobre las empresas “Gollum”

Si hiciéramos este experimento no con niños, sino con empresas o con sus directivos, ¿qué pasaría? En mi humilde opinón, me temo que se comerían el caramelo. ¡Mi tesoro!Resultado de imagen de gollum tesoro

Por ejemplo, recientemente hablaba con un cliente, que me contaba que el nuevo CEO de su empresa tiene un objetivo muy ambicioso respecto al EBITDA para los próximos años. Y está actuando de forma coherente: disminución de todo tipo de inversión no urgente en máquinas o prevención de riesgos, despido más o menos encubierto de cualquier persona no imprescindible y presión brutal a los demás, desaparición de los programas de desarrollo de personas que no sean técnicas de ventas, disminución de los estándares de calidad, renegociación leonina con proveedores, etc.

¿Cuál será el resultado? Se hinchará el EBITDA y la empresa saldrá bien en números. El nuevo CEO cobrará su variable antes de irse a otra empresa y los actuales dueños podrán vender la empresa por más de lo que vale. Por otra parte los clientes, proveedores y empleados se irán o aportarán lo mínimo posible, y la viabilidad a largo plazo quedará comprometida.

(Si lo hiciéran los políticos supongo que se comerían 30 malvaviscos, dejando 29 a deber para el siguiente que venga, pero ese es otro tema. 😉

Lo que quiero decir es que en las empresas suele primar el cortoplacismo y falta autocontrol en todos los sentidos. Si se pueden sacar los objetivos del mes o del año, aunque sea a costa de otro departamento, del cliente, del futuro, o de lo que sea, se sacan, salvo honrosas excepciones. Hay varios factores que me hacen ser pesimista:

  • La propia dificultad humana para el autocontrol y para pensar a largo plazo
  • La incoherencia entre objetivos y estrategias ambiciosas y la escasez de medios
  • El sesgo tan humano que consiste en querer algo bueno pero no pagar su precio
  • Los sistemas de incentivos, que suelen fomentar la consecución de objetivos locales, cuantitativos, facilmente medibles y a corto plazo
  • La cultura de la urgencia y vivir apagando fuegos, tan nuestra y tan peligrosa

De igual forma que los niños del experimento ¿quizás en las empresas deberíamos preocuparnos menos por los objetivos a corto plazo y empezar a pensar más en hacer bien las cosas correctas para tener éxito colectivo a largo plazo?

Resultado de imagen de sembrarPor otra parte, desde el punto de vista del liderazgo de cada uno de nosotros ¿qué ejemplo doy? ¿estoy influyendo a mi equipo para que actúen con autocontrol, esperanza, confianza y visión amplia? ¿o fomento el cortoplacismo, el miedo y la desconfianza que llevan a la gente a tratar de sobrevivir ese día, a costa del futuro?

Why good leaders make you feel safe

Inspiring talk by Simon Sinek.

What makes a great leader? Management theorist Simon Sinek suggests, it’s someone who makes their employees feel secure, who draws staffers into a circle of trust.

But creating trust and safety — especially in an uneven economy — means taking on big responsibility.

Los valores ayudan a la supervivencia del grupo

Estupendo artículo de Pablo Herreros en El Mundo, en el que argumenta que la moralidad en los colectivos humanos tiene un efecto adaptativo y es una ventaja evolutiva a largo plazo.

Algunas ideas:Related image

    • La moral humana tiene sus antecedentes en comportamientos que también poseen otros animales, como por ejemplo cuando un chimpancé consuela a otro que ha sido víctima de una pelea o el altruismo de ballenas grises que salvan a ballenas de otras especies del ataque de las orcas. Esta empatía que muestran algunos animales, arriesgando su vida para salvar a otros en peligro o preocupándose por los lastimados, son los precursores de la moral y los valores, lo que conlleva aceptar un origen biológico, ya que la compartimos con otros animales.
    • Incluso los niños tienen un sentimiento de lo que es moralmente bueno y malo desde la más tierna infancia y prefieren estar con alguien bueno. Veamos la demostración.

  • Con el desarrollo de la cultura y el aumento de la conciencia, favorecidos a su vez por un lenguaje hablado, surgieron otro tipo de valores: los individuales. Guían la conducta y hábitos de la persona que los poseen. Las personas que son coherentes con ellos confiesan que les proporcionan satisfacción y plenitud.
  • En la actualidad parece que poco o nada ha cambiado. Richard Barret, ha examinado miles de organizaciones públicas y privadas, llegando a la conclusión de que aquellas que están guiadas o dirigidas por los valores genuinos son las más exitosas del planeta. Cuando los valores de las personas y las empresas están alineados, se produce una mayor implicación, se retiene el talento lo que tiene un efecto sobre la productividad, calidad de los servicios o productos así como también una marca.
  • En definitiva, la tribu funciona mejor cuando los valores son reales y se destilan o deducen de los comportamientos y no cuando se escriben sobre una placa.

Los clientes NO son lo primero y entrevista a Richard Branson

Image result for los clientes no son lo primeroA Richard Branson siempre le ha gustado ser provocador y original. En este caso respecto a la típica frase “los clientes son lo primero”.

El pasado verano por fin leí su autobiografía. Muy sincera, entretenida e inspiradora. Para mi siempre ha sido un ejemplo de lider, empresario y rebelde constructivo (por otra parte tiene sus debilidades y defectos, como cualquiera).

Image result for richard branson autobiography pdf

De regalo para los suscriptores del blog, aquí tenéis una versión en pdf y gratis, y aquí otro libro suyo “Screw it, let’s do it”.

Para abrir boca recomiendo la siguiente entrevista en la que Richard habla de su vida y experiencias vitales y profesionales es una maravilla.

Cuenta sus aventuras al borde de la muerte, sus claves de éxito, cómo aprende de sus fracasos, anécdotas, etc. Muestra sus cualidades como persona, lider y emprendedor, entre las cuales está divertir y divertirse.

¿Cómo estás de autoestima?

¿Te cuesta admitir con naturalidad un halago? ¿Te sacrificas por los demás? ¿Te tomas personalmente las críticas? ¿Te comparas con otros? ¿Te importa el qué dirán? ¿Te preocupa fallar a otros? ¿Reaccionas mal ante los conflictos? ¿Te da verguenza mostrar tu cuerpo o tu forma de ser natural? ¿Necesitas demostrar/te constantemente lo bien que haces las cosas / tus éxitos / tus posesiones? Seguramente no has respondido que sí a todas las preguntas (espero) 😉 pero tal vez sí a alguna.

Son algunos casos reales de clientes, tanto de coaching ejecutivo como personal, en los que a menudo acaba saliendo la falta de una sana autoestima como raíz de muchos problemas.

Image result for autoestimaDe niños solemos tener una sana autoestima, que con las dificultades, las críticas ajenas, los fracasos, el desamor, un despido, la edad, etc. vamos perdiendo. Hasta el punto que muchas personas pueden hacer facilmente una lista de aspectos negativos sobre sí mismos, pero les cuesta reconocer sus virtudes, éxitos y aspectos valiosos.

¿Qué no es?

  • Image result for autoestimaUno de estos clientes (persona exitosa desde cualquier punto de vista… ajeno) reflexionaba que hay otros que van constantemente presumiento como si no tuvieran abuela. En realidad valorarse a sí mismo no tiene nada que ver con pavonearse o colgar todo el día fotos ideales en las redes sociales para buscar likes. Dime de que presumes…
  • Tampoco es autoestima el tener una visión idealizada de uno mismo y no reconocer los propios fallos y áreas de mejora.

¿De dónde sale y cómo mejorarla?

La autoestima no se crea ni se destruye de golpe, sino que es el resultado acumulado de:Image result for autoestima

  • Cómo nos tratan otros (sobre todo en la infancia, y en la inmadurez adulta)
  • Cómo nos tratamos a nosotros mismos, cuando nos damos cuenta de que nos corresponde tomar el timón de nuestra nave

En definitiva es algo que se puede entrenar. La teoría es fácil: TRÁTATE BIEN A TÍ MISMO, pero la práctica no tanto. A veces hay que reprogramar creencias subconscientes y antigüas, hábitos, etc., lo que no resulta fácil. Por ejemplo una cliente entraba en bucle: como tenía baja autoestima no se permitía hacer las cosas que en su juventud la hacían sentirse bien, ¡y encima luego se sentía culpable y frustrada por ello!

Para todos los que alguna vez podemos tener la autoestima baja, os invito a saborear los dos siguientes videos:

Conferencia sobre la ACTITUD por Victor Küppers

Fantástica conferencia de Victor Küppers, gran comunicador, que combina amenidad con mensajes potentes, y da ejemplo de entusiasmo.

  • Las personas somos como bombillas; en pocos segundos transmitimos mucho sobre nuestra energía.
  • Hay gente que pierde la vida corriendo como pollos sin cabeza.
  • No valoramos lo bueno que tenemos hasta que lo perdemos. Es importante apreciar y saborear todos los pequeños momentos y regalos que nos da la vida.
  • La actitud, más que otras características, es lo que cuenta. Aunque no hay nada peor que un inútil motivado.

En fin, mejor ver el original. Gracias José Eugenio, por compartir.